... las licencias televisivas?

El decreto ley 22285, sancionado en 1980 durante el gobierno de facto de Videla, regula la radio, televisión y televisión por cable. Tiene 116 artículos de los cuales, en 29 años fueron modificados, derogados y sustituidos 47 de ellos. A esta norma jurídica se la llama emparchada, por la cantidad de cambios que sufrió.

Dentro de la matriz normativa de servicios de la ley de Radiodifusión, el segundo ítem referido a Licencias y licenciatarios especifica lo siguiente:

“Las licencias serán entregadas por un período de quince años, más la posibilidad de prórroga por única vez, de diez años más.”

Este ítem fue modificado en el 2005 por el ex presidente Néstor Kirchner, mediante el decreto 527 que cambia el plazo de las licencias. “Se suspende el tiempo en manera de radiodifusión por diez años”, dicta la norma jurídica que cita a la crisis económica del país como móvil principal de la modificación.

Así, canal 11 y canal 13, los canales de televisión líderes, podrán permanecer al aire por un mínimo de 35 años, cuando en realidad la constitución avala sólo 25. Pero los negocios se pusieron del lado de la pantalla chica. Cablevisión y Multicanal son las dos principales fuentes que financian al Grupo Clarín. No las radios que manejan, ni los medios gráficos: sino El 13, TN, Rural y Magazine, entre otros.

“Sólo podrán ser licenciatarios las personas físicas y jurídicas que tengan como finalidad el lucro”, especifica el reglamento de licenciatarios. Y así es. El poder esta en manos de pocos. Hay concentración política y económica, hay concentración geográfica lo que trae aparejada una regulación ideológica, más conocida como: bajada de línea.

El abogado Sergio Arribá, profesor de la Universidad de Buenos Aires y de la Universidad del San Andrés, explica qué pasó con el manejo de las licencias en materia de radiodifusión en Argentina.










La guerra por el poder

Esta ley emparchada, manipulada y pisoteada, es la que la presidenta propuso reemplazar con el proyecto de ley de servicios de comunicación audiovisual, llamada la nueva ley de radiodifusión. Claro, que éste posible cambio no es casual. Las rispideces entre el gobierno y el Grupo Clarín recién comienzan. Mientras Freddy Villareal riduculiza al lider del PJ, Soledad Silveyra se sienta en el escritorio presidencial a conversar con Cristina Fernández, quién hace un largo tiempo ya no da entrevistas a los otros medios.
Y sólo un dato curioso más: En el 2011 Telefónica vendería Canal 11 y el posible comprador sería Rudi Ulloa, un hombre bastante allegado a Nestor Kirchner.

4 comentarios:

Tute

mira vos, nunca me imaginé que telefé y el 13 tenían plazos para estar al aire. siempre pensé que eran los dueños eternamente de sus canales.

Nicolas

Rudi Ulloa era el chofer de Nestor no?

Anónimo

Rudi Ulloa no sólo que era el chofer de Néstor, también es chileno!! y se está adueñando de medio pais!