… la crisis alimentaria?









En el 2008 la gran amenaza era el hambre mundial. Se hablaba de pobreza, indigencia, a su vez de negocios multimillonarios y de una supuesta carencia de alimentos para el futuro del planeta. Este año ¿a dónde fue a parar la crisis alimentaria? ¿la intercambiamos por la financiera?

En el mundo hay 1.300 millones de personas que corren el riesgo de morir de hambre. Hay el doble de alimentos para abastecer sin problemas a todo el planeta ¿Existe la escasez de alimentos o son las grandes corporaciones las que retienen sus productos?

La crisis mundial por la mala distribución de comida, el alza de precios y la desesperación por la hambruna es el resultado de una puja de intereses y especulaciones por parte de los sectores más poderosos.

Los principales factores que originaron la crisis son:
- La “Voracidad asiática”, definida así por la periodista Ana Carbajosa, al referirse al aumento de demanda alimenticia por parte de China e India. Más de 2.400 millones de asiáticos triplicaron el consumo de leche en la última década y comenzaron a consumir carne en mayores cantidades, lo que a su vez, quita del mercado granos para alimentar al ganado.

- Los cambios climáticos que perjudicaron la producción. La FAO manifestó que el stock mundial de trigo esta actualmente en el nivel más bajo de los últimos 30 años, ya que dadas las repentinas sequías, en Australia se rebajó a la mitad la cosecha de este grano.

- Producir es cada vez más caro, por lo que ese incremento se traslada al precio de los alimentos.

Los impactos sociales y ambientales de esta crisis alimentaria son gravemente notorios. Hay una amplia reducción de la seguridad alimentaria, hay miseria y desempleo. Algunos limitan sus dietas, se someten a problemas nutricionales y otros no comen. Las heridas de este desabastecimiento se expanden por todo el mundo gracias a las “no fronteras” de la globalización y a la influencia de los medios de comunicación en la sociedad. Se desestabiliza la política y se desespera el pueblo.
Pero eso sí: de todo esto se habla cuando a los poderosos les conviene.

3 comentarios:

Mary

Cada tres segundos se muere un niño ¿qué hace cada uno por cambiarlo?

Bicho

...

Pregunta difícil la de Mary, pero la realidad es que cada uno puede aportar su granito de arena, al menos desde la conciencia social. Esta nota es, por ejemplo, algo que se está haciendo en contra del hambre. Leerla y tenerla en cuenta, puede ser otra forma de colaborar. No creo que la solución sea necesariamente, por ejemplo, donar paquetes de fideos a Cáritas (aunque no tengo nada en contra de los que lo hacen).

En fin, para aprender el tema en profundidad, recomiendo una clase del histórico Pablo Rouco, profe de Economía progre (y light:P).

Saludos!

PD: ¡Qué cosa estos asiáticos, que se les dio por comer! ¡Por favor, cuánto egoísmo, se nota que no piensan en el resto!

María

"Con hambre no se puede pensar"
Los políticos del país hablan sobre la importancia de la educación, todos hablan sobre la importancia de la educación. Pero un chico desnutrido no puede ir a la escuela y aprender como cualquier otro.
En un país tan generoso, con tantos recursos, el país que fue alguna vez "granero del mundo" no puede permitir que se mueran chicos de hambre. No se puede así, Argentina.
Lamentablemente en este país hay mucho cacique y poco indio. Si todos aportamos nuestro granito de arena (desde nuestras casas, ONG, etc) se puede!
Saludos
el blog toca temas muy interesantes! felicitaciones!