...Pascual “Yo no soy yo” Guerrieri?



¿Se acuerda, señor lector? si, aquel personaje siniestro, que fue coronel del Ejército Argentino durante la última dictadura, ex agente del Batallón de Inteligencia 601 y jefe del centro clandestino de detención conocido como Quinta de Funes y que al ser interceptado por las cámaras del programa Caiga Quien Caiga, le dijo al notero Daniel Malnatti esa frase que entró a la historia: “Yo no soy yo”... ¿ahora se acuerda?





Pascual Óscar Guerrieri fue uno de los más importantes “amigotes” del genocida Guillermo Suárez Mason y está preso por dos causas penales por su responsabilidad en la desaparición de 35 personas durante la dictadura.


Guerrieri que fue detenido y procesado en el año 2002, fue beneficiado con la prisión domiciliaria al cumplir los 70 años en el 2004. Sin embargo, el militar retirado hacía vida normal, como si hubiese olvidado todo lo que hizo, sin cumplir con las restricciones de la libertad ordenada por el juez.


La producción del programa siguió a Guerrieri por un mes y pudo demostrar que el “pobre viejito” salía a hacer deportes, realizaba las compras y lo más importante violaba una y otra vez la prisión domiciliaria. Por lo menos, se pudo demostrar que lo hizo en cuatro oportunidades y por eso, el juez Ariel Lijo lo mandó directo al Penal de Marcos Paz.


Todavía sigue en ese lugar. La cárcel común. La que merecen todos los represores como él.

Matías Ayrala


Notas relacionadas:

2 comentarios:

manu

me parece muy interesante que recuerdes que los castigos se deben pagar, mucho mas los de estos monstruos asesinos con influencias. que pais tan injusto